Alemania destinará 5.500 millones de euros en fondos públicos a su red de recarga de los coches eléctricos

El Gobierno alemán ha prometido 5.500 millones de euros en fondos públicos destinados a apoyar la expansión de la red de recarga de los coches eléctricos. Los recursos, según Steffen Seibert, portavoz de la canciller Angela Merkel, se concederán hasta 2024.

Alemania destinará 5.500 millones de euros en fondos públicos a su red de recarga de los coches eléctricos | Electrificados

La cumbre. La promesa de ayudas públicas para resolver uno de los factores de freno más importantes para la adopción de los coches enchufables se produjo durante una cumbre de alto nivel.

En la reunión, celebrada anoche, los responsables de los fabricantes, asociaciones representativas y sindicatos alemanes debatieron el futuro de la principal industria del país con varios ministros, Merkel y los primeros ministros de los Estados federados más expuestos al sector, como Baja Sajonia y Baviera.

A cambio de su apoyo, los directivos de la marca se declararon dispuestos a cumplir los objetivos climáticos, cada vez más ambiciosos, que está fijando la Comisión Europea y a respetar los futuros límites de emisiones.

Se necesita más coordinación. Sin embargo, la presidenta de la Asociación de la Industria del Automóvil Vda, Hildegard Müller, pidió más debate y coordinación con las instituciones en la definición de las políticas de lucha contra el cambio climático. «Las empresas necesitan unas condiciones marco fiables y viables.

Se enfrentan a la mayor transformación de la historia de la industria del automóvil y queremos que tengan éxito», añadió. «Si la Comisión Europea quiere proponer un endurecimiento de los límites de emisiones de CO2 para los coches y los vehículos comerciales ligeros, también debe presentar un plan de expansión detallado para una infraestructura de recarga en toda Europa.»

Los sindicatos, que temen un fuerte impacto para los aproximadamente 850.000 alemanes empleados directamente en la industria del automóvil, han pedido en cambio que se financien programas destinados a reducir las consecuencias de la transición energética sobre el empleo. En la cumbre también se debatió el futuro de los motores endotérmicos, que siempre han sido el orgullo y el punto fuerte del sector automovilístico alemán, y otros temas controvertidos, como el uso de combustibles sintéticos y biocombustibles.

Comentarios