Acuerdo entre Helbiz para mejorar la micromovilidad eléctrica

Acuerdo entre Helbiz para mejorar la micromovilidad eléctrica | Electrificados

Leasys, la empresa de servicios de alquiler a largo plazo y movilidad controlada por el Banco FCA y Helbiz han establecido una asociación que pretende impulsar aún más la micromovilidad en las ciudades.

Las dos empresas han firmado un acuerdo financiero que activa una línea de crédito ad hoc para el crecimiento de la flota de vehículos eléctricos para compartir de Helbiz, compuesta por patinetes, bicicletas de eléctricas y motos eléctricas.

El instrumento financiero. Esta colaboración ha sido posible gracias a la consolidación del modelo de negocio de Helbiz.

«Para satisfacer las necesidades de expansión de nuestra empresa, hemos ideado una nueva fórmula de financiación respaldada por activos para la compra de scooters de última generación».

Explicó Giulio Profumo, director financiero de la empresa. «Nuestro modelo de negocio -añadió el directivo- nos permite planificar mejor tanto la compra de nuevas flotas de vehículos, como el perfil temporal de su amortización.

«Gracias a esta línea de crédito podemos acelerar nuestro crecimiento, tanto en términos geográficos como de servicios, y diferir el pago en el tiempo».

Un puente entre el alquiler y la última milla. Helbiz y Leasys también comparten la visión de una movilidad urbana integrada, compartida y sostenible: por ello, además de estar unidas por el acuerdo financiero.

las dos empresas trabajarán en un proyecto enteramente dedicado a la movilidad eléctrica, que tendrá como objetivo crear un puente entre la experiencia del alquiler de coches y la movilidad de última milla, que se recorrerá a bordo de uno de los vehículos de la empresa italoamericana, como, por ejemplo, el scooter eléctrico.

Gracias a esta iniciativa será posible crear una serie de servicios interconectados, sostenibles y flexibles, que también servirán de apoyo al servicio de transporte público.

Barcelona y Madrid lo tienen complicado

Si bien es cierto Madrid y Barcelona lo tienen complicado para que este tipo de acuerdos se vean reflejados en algo.

En Madrid el uso indiscriminado del coche, la nulación de Madrid central y sus políticas del siglo pasado hacen imposible que pueda beneficiarse de estos acuerdos.

Por contra Barcelo también se antoja complicado por culpa de la nefasta gestión del ‘urbanismo táctico’ de Janet Sanz y de Ada Colau  que ni es urbanismo ni es táctico.

Comentarios