Un Tesla Model S humilla a un Porsche y a un McLaren en Laguna Seca

Las prestaciones de un Tesla Model S modificado por Unplugged Performance son descomunales.

Un Tesla Model S humilla a un Porsche y a un McLaren en Laguna Seca | Electrificados

Durante la presentación del Tesla Model S Plaid ya nos dimos cuenta de las increíbles capacidades de aceleración del coche, pero parece que tampoco lo hace mal en la pista.

Este coche ha sido modificado por Unplugged Performance, y las prestaciones son aún mejores, hasta el punto de que los demás coches parecen ir a cámara lenta.

Conduciendo el coche está el piloto Randy Pobst, que también conducirá el mismo coche en el Pikes Peek el 27 de junio, y las prestaciones del coche son impresionantes.

En el vídeo se le ve en acción en el circuito de Laguna Seca, justo antes de trazar la curva 11, la última de izquierdas que da paso a la recta.

Delante del Tesla hay un Porsche 718 Cayman GT4, que quedó completamente aniquilado una vez que Pobst pisó el acelerador hasta el fondo, como se puede ver en el clip.

La aceleración del Model S Plaid es impresionante, tanto que el pequeño Porsche parecía casi a cámara lenta en comparación con el coche eléctrico, a pesar de ser un coche capaz de desarrollar 420 caballos de potencia y 304 km/h de velocidad máxima.

La potencia del Tesla, sin embargo, es abrumadora, y en este caso es aún más evidente gracias a los cambios realizados por Unplugged Performance, que ha conseguido potenciarla aún más junto con el embellecedor, que ahora cuenta con un importante aligeramiento y la instalación de un alerón trasero que mejoran la dinámica del coche incluso fuera de las rectas.

Un clip publicado por el tuneador también muestra un adelantamiento sobre un McLaren, logrado con una facilidad desarmante.

Por último, cabe destacar que el tan comentado volante tipo cloche parece perfecto para la pista, a diferencia de su uso en carretera, que aparentemente no convence a todos.

Comentarios